Adán y Eva y el Sábado


¿Fue el Sábado ordenado en la creación, incluso antes de que la humanidad pecara?

No hay evidencia en la Biblia que Dios haya mandado a observar el sábado antes de los días de Moisés. El libro de Génesis dice que Dios descansó (cesó su obra), pero en ninguna parte se dice que a los primeros humanos se les ordenó seguir su ejemplo. Antes de que los humanos pecaran, vivían en un tiempo bendito y santo, en el cual estaban en un estado de paz con Dios, confiado y obediente. No necesitaban trabajar como lo hicieron después. No necesitaban reservar un día para la comunión con Dios, porque lo tenían continuamente. El primer ser humano no necesitó descansar en el segundo día de su vida.

Dios bendijo el séptimo día y lo hizo santo, pero eso no significa que él requirió que la gente descansara sobre él. Como muestra el año del jubileo (Levítico 25: 8-12), el tiempo puede ser santo sin necesidad de reposo. En los días de Moisés, la semana de la creación se usó como un patrón para ordenar el sábado del séptimo día, pero ese patrón no prueba que el Sabbat existió desde la creación.

Dios mandó que se observara el sábado cuando descansó al séptimo día.

La verdad: La Biblia declara: “Dios bendijo el séptimo día, y lo santificó, porque en ese día descansó de toda su obra creadora” (Génesis 2:3, Nueva Versión Internacional). Este versículo no contiene una ley para los hombres, más bien explica lo que Dios hizo en el séptimo día creativo. La Biblia no dice en ningún lugar que los siervos de Dios observaran el sábado antes del tiempo de Moisés.

Romanos 5:12-14 enseñan que existía una ley de Dios desde Adán hasta Moisés ¿Estaba el Sábado incluido dentro de esa Ley? Pues Éxodo 16:4 dice que el pueblo de Israel recibió el maná antes de llegar al Sinaí y se hace mención del Shabat.

  • En Génesis 26:5 no hallamos ocasión alguna donde Dios le ordene guardar Shabat. Interesante que en casi todo Éxodo, shabat sea parte de la Ley judía, pero en el Génesis con Noé, Abraham, etc... ni una sola mención de guardar sábado.
  • Éxodo 16:27,28 no comprueba que se trata de la ley del séptimo día de reposo porque esta ley en cuanto a recoger el maná fue establecido para aquella generación de israelitas específicamente en Éxodo 16:5.
  • Éxodo 16:28 se refiere a la rebeldía de ellos no contra una ley (el día de reposo) sino contra “mis mandamientos y mis leyes” (en plural).  Eran los mandamientos de Dios en términos generales que habían desobedecido por largo tiempo, no éste mandamiento específico.

Estas son (y han sido) los preceptos morales (Sheva Mitzvot Bene Noah/Los siete preceptos de los descendientes de Noé) para todos los humanos a cumplir:

  • No adorar ídolos.
  • No maldecir al Eterno.
  • Establecer cortes de justicia.
  • No asesinar.
  • No cometer incesto o adulterio.
  • No hurtar.
  • No comer carne trozada de un animal vivo.
Sin embargo hay un mandato dado por Dios a toda la humanidad, y que compartimos judíos y gentiles: reproducirnos y ser una especie numerosa.


|----------------------|----------------------|----------------------|----------------------|

 Adán y Eva
 Noé
 Moisés
 Judíos y cristianos
Creced y reproducíos
Sheva Mitzvot Bene Noah/Los siete preceptos de los descendientes de Noé
Decálogo (10 frases = 14 mandatos de las 613 mitzvot)
Amar a Dios y al prójimo y
que os améis unos a otros; como yo os he amado (Juan 13:34)



En Edén, Dios instituyo el memorial de su obra creadora, poniendo su bendición en el séptimo día. El día de reposo fue encomendado a Adán, el padre y representante de toda la raza humana. Su observancia debía ser un acto de reconocimiento agradecido de parte de todos los que morarían en la tierra, de que Dios era su creador justo y soberano; que eran la obra de sus manos y los sujetos de su autoridad. De esta manera la institución era totalmente conmemorativa, y dada a toda la humanidad…Dios vio que un día de reposo era esencial para el hombre, incluso en el paraíso. Necesitaba dejar de lado sus propios intereses y ocupaciones un día de los siete, para que pudiera contemplar más completamente las obras de Dios y meditar en su poder y bondad. (Patriarcas y profetas Cáp. 2  -M.G. pg.2, Ellen W.) Se sobreentiende que Dios, al dedicar ese día para disfrutar de su creación, hizo participe a Adán de la comunión con el.


  • Al contrario que los días de la creación que están compuestos de mañana y tarde, es decir de noche y día, el día séptimo aparece en el relato bíblico sin esa característica, es decir, es un reposo que no cesa, sin límite de finalización. Adán y Eva, si no hubieran desobedecido habrían entrado en un reposar continuo en la presencia de Dios, de la misma forma en que los salvos disfrutaremos por toda la eternidad con Jesucristo.
  • El registro bíblico no dice nada de que Dios le ordenara a Adán que guardara el séptimo día de cada semana como día de descanso. La mitzvah (mandamiento) de no hacer obra alguna en este día lo dio Dios al pueblo de Israel físico, como hemos visto, unos 2, 500 años después, en tiempos de Moisés, y durante todo este tiempo, no existe registro bíblico de que la humanidad o los Patriarcas (Noé, Abraham, Isaac, Jacob, José) lo guardasen como un día obligatorio de reposo de toda obra, de culto y adoración, dado como ley a la humanidad por Dios.
  • El guardar el sábado como día de reposo consagrado a Dios es un mandamiento dado por Dios sólo a su pueblo Israel, antes de la proclamación del Decálogo en el monte Sinaí como señal del Antiguo Pacto (Éxodo 16:4,5, 23-30 y Éxodo 31:12-17 vistos arriba), y como recordatorio de que Él había sacado a su pueblo de la esclavitud de Egipto, y además era su Creador (Éxodo 20: 1-3, 8-11: 1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: 2 Yo soy YHWH tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. 3 No tendrás dioses ajenos delante de mí... 8 Acuérdate del día de reposo para santificarlo. 9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10 mas el séptimo día es reposo para YHWH tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. 11 Porque en seis días hizo YHWH los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, YHWH bendijo el día de reposo y lo santificó.”)
¿Por qué las semanas son de 7 días y no de 8 o 9 días? ¿Por qué precisamente de 7? Además ¿Por qué tenemos que descansar el cuerpo una vez a la semana? ¿Es acaso imposible que trabajemos todos los días sin descanso por toda la vida?

En español, la palabra "semana" etimológicamente hablando deriva del latín septimana, es decir relativo a... o conjunto de 7...

El propósito de Dios, al distribuir la creación en seis días y señalar un séptimo para el descanso, es fundamentalmente lógico a las capacidades limitadas humanas terrenales, con lo cual se demostraría al ser humano, en el futuro, el modelo del ciclo vital/físico/biológico: Trabajo (6 días)-Descanso (1 día), que mejor se ajustaría a la naturaleza de los seres que había creado.

Hay 2 pre-figuraciones de este modelo (6+1) que repercutirían en un futuro para judíos y para toda la humanidad en general:

  • En el judaísmo (6 días de trabajo + 1 de reposo= 7 días de la semana)
  • En el reinado de la Tierra (6, 000 años de gobierno humano + 1, 000 años del Reinado de Cristo= 7, 000 años de gobierno sobre la Tierra)

En seis días fue creado todo, por tanto, ya el séptimo día NO HABÍA MÁS NADA QUE HACER, y por ésta razón Dios "reposó", "paró", "concluyó", el séptimo día. Además, Dios reposó (cesó su obra), no porque se haya sentido cansado por el trabajo de la creación, sino como ejemplo para nosotros los seres humanos.

Por otro lado, Dios que ya había previsto la caída de Adán, creó el día séptimo para que sirviera de recordatorio a la humanidad, de la creación efectuada, y de Él como Creador. El reposo del sábado también tiene un aspecto y propósito ceremonial, como ya hemos visto. Las formas o aspectos ceremoniales de la ley representaban la sombra (Col. 2:16,17), figura o tipo figurativo de la realidad, es decir, se refieren, siempre, al antitipo que es la persona y la obra de Cristo.

El sentido simbólico o figurativo que tiene para el cristiano el reposo del séptimo día, consiste en participar en el verdadero reposo, reposar en Dios, en todas sus promesas, no confiar en nuestras obras, sino en la obra de Cristo, Hebreos 4:10: 10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

Una vez le preguntaron a un judío lo siguiente: ¿Se observó el shabbat desde Adam hasta el Sinaí? ¿Estamos nosotros, los no judíos, obligados a guardar el shabbat?

La respuesta fue la siguiente:

1- Obviamente que NO se celebró “shabbat”, puesto que éste es una señal del pacto que el Eterno selló a perpetuidad entre Él y el pueblo judío.
Hasta donde yo conozco, tampoco se lo “observó” (que no sé muy bien qué entiende usted por ello).
 
2- No solamente no están obligados, sino que tienen PROHIBIDO celebrar shabbat al modo que los judíos deben hacerlo.
El gentil que se atribuye este sagrado pacto que el Eterno marcó entre Él y el pueblo judío está apropiándose indebidamente de la propiedad ajena, además de estar usurpando rasgos y cualidades de una identidad que le es por completo diferente.
Aquellos gentiles que con ingenuidad y buena intención pretenden vivir el shabbat al modo judío, tendrán la mejor intención del mundo, pero su acción es aberrante y generadora de caos.
Hay cosas que se pueden hacer en el día séptimo que benefician grandemente a los gentiles, y por tanto a todo el mundo. Cosas que les son específicas, apropiadas, adecuadas en espíritu y cuerpo, cosas que no atentan contra el orden marcado por Dios. Le recomiendo que busque en este sagrado hogar que encontrará decenas de textos que amplían lo que respondo en breve aquí.
Para concluir, le dejo un pasaje de la Torá (judía, por supuesto) que con meridiana claridad responde a sus dos preguntas:
"El Eterno habló además a Moshé [Moisés] diciendo:
‘Tú hablarás a los Hijos de Israel y les dirás: ‘Ciertamente guardaréis Mis shabatot, porque esto es una señal entre Yo y vosotros a través de vuestras generaciones, para que sepáis que Yo soy el Eterno, el que os consagro para Mí.
Guardaréis el shabbat, porque es sagrado para vosotros; el que lo profane morirá irremisiblemente. Cualquiera que haga alguna labor en él será excluido de en medio de su pueblo.
Seis días será hecha labor, pero el séptimo día será shabbat de reposo consagrado al Eterno. Cualquiera que haga alguna labor en el día del shabbat morirá irremisiblemente.’
‘Los Hijos de Israel guardarán el shabbat, celebrándolo como pacto perpetuo a través de sus generaciones.
Será señal para siempre entre yo y los Hijos de Israel. Porque en seis días el Eterno hizo los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reanimó.’" (Shemot / Éxodo 31:12-17)


Créditos de fotos e imágenes
____________________________________

  • Detail of a stained glass window (XIIth century) in Saint-Julien cathedral - Le Mans, France. By Selbymay - Own work, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=24358103.