Los siete tiempos de Daniel cap. 4

En Daniel 4:16 se habla específicamente acerca de los siete años (“siete tiempos”) que el Rey Nabucodonosor de Babilonia iba a ser expulsado de su reino pero volvería a su trono cuando reconociera «que todo poder viene del cielo», lo cual sucedió: el rey aprendió así la lección de humildad, y alabó a Dios (Daniel 4:34-37)

¿Otra interpretación...?

Sin embargo, la secta estadounidense de los Testigos de Jehová han construido toda una interpretación extravagante fuera de todo contexto en base a este hecho histórico. Dicen que además de haberse cumplido esos «siete tiempos» (o años) en el rey Nabucodonosor, esos «siete tiempos» deben tener un segundo cumplimiento de siete años proféticos [ó 2.520 años), lo cual obtienen según sus cálculos: 

7 años x 360 días = 2,520 días, a un año x día = 2,520 años
desde 607/606 a.C. al 1914 d.C.= 2,520 años

La Watch Tower Bible and Tract Society afirma que Jerusalén fue “pisoteada” en el 607/606 a.C.

Según la cronología judía tradicional y fidedigna:

  • Primera deportación judía a Babilonia: año 434 / 433 a. de J. C.
  • Devastación de Juda, destrucción del Templo, deportación masiva: año 422 / 423 a. de J. C. (9 de Av del año del 3338)

Equivalente en la cronología histórica seglar (aceptado de manera unánime por el pueblo judío):

  • Primera deportación judía a Babilonia: año 597 a. de J. C.
  • Devastación de Judá, destrucción del Templo, deportación masiva: año 586 / 587 a. de J. C.
¿Por qué difieren las 2 cronologías (judía y la histórica)?

La cronología tradicional toma en cuenta el relato del Tanakh, y los años que allí son consignados. Es decir, es una operación aritmética simple, siguiendo los datos enunciados de manera consecuente.

La cronología histórica toma en consideración datos parciales de fuentes paralelas, que generalmente son oscuros, y luego procede a deducir sus conclusiones.

Ahora bien, volviendo al tema, lo importante aquí es que está demostrado que todos los historiadores seculares están en desacuerdo con la fecha de la Watch Tower Bible and Tract Society, afirmando que la caída de Jerusalén no ocurrió sino hasta 20 años después, en el 587 a.C. Entonces, si la fecha de 607/606 a.C. con respecto a la caída de Jerusalén es incorrecta, las predicciones con respecto a 1914 se vienen abajo.

La Biblia NO apoya la fecha del 607 a.C. dada por la Watch Tower Bible and Tract Society en contra de la fecha del 587 a.C. dada por los historiadores seculares. Al contrario, la Biblia apoya (en dado caso) el año (9 de Av del año del 3338) que es 422 / 423 a. de J. C. y cuyo equivalente en la cronología historica seglar (como ya dijimos) es 586 / 587 a. de J. C. Cualquier otra fecha, es incorrecta.

Cuando se desea conocer las fechas exactas de acuerdo al cómputo de la Tradición judía debe restarse 164 a las fechas históricas seglares.

Ej.

Año judío 3338 / Año civil equivalente -422, -423 / Cronología histórica seglar 586, 587 a. de J. C: Destrucción del Primer santo Templo, devastación de la capital judía y expulsión hacia Babilonia de grandes masas de judíos.

Año judío 3390 / Año civil equivalente -371, -372 / Cronología histórica seglar 536 a. de J. C: Autorización del rey Ciro de Persia a que los judíos retornen a su país y reedifiquen el Templo del Eterno.

Año judío 3408 / Año civil equivalente -352, -353 / Cronología histórica seglar 516 a. de J. C: Culminación de las obras de edificación del Segundo Templo del Eterno en Jerusalén. En estos 20 años se procedió también a la edificación de la ciudad, que obviamente no alcanzó el esplendor de antaño, de la época salomónica.

Año judío 3479 / Año civil equivalente -281, -282 / Cronología histórica seglar 445 a. de J. C: Autorización de Artajerjes a Nehemías para reconstruir y consolidar las murallas de protección del perímetro de la ciudad.

Conclusión


  • Al término de los siete tiempos, Nabucodonosor se humilló y fue restituido a su trono y a si reino Y el rey aprendió así la lección de humildad, y alabó a Dios (Daniel 4:34).
  • Si esos siete tiempos eran una representación también de «los tiempos de los gentiles», éstos deberían haber alabado también a Dios y haberle reconocido como Rey del Cielo en 1914 (cuando según el esclavo fiel y discreto terminaron dichos tiempos). Pero, en vez de ocurrir eso, pasó todo lo contrario; en aquel momento, los gentiles se ocupaban en matarse unos a otros como nunca antes por medio de la 1a. Guerra Mundial.
  • El año 607 a. de J. C. es una fecha errónea (como ya vimos).