El She'ol (Hades)

Volcán en erupción, visto como símbolo del fuego del infierno

El She'ol (Hades) es actualmente, un lugar en las partes subterráneas del planeta (lat. infernus, debajo de) en el cual hay un lugar físico de tormento eterno donde aguardan las almas de los impíos hasta el día del Juicio: el Gehenna. Dicho lugar se localiza en el corazón de la Tierra (núcleo). Se ha utilizado en algunas versiones bíblicas, el término infierno como un sinónimo, puesto que alude a la ubicación en las partes subterráneas de la Tierra.

¿Por qué se usó el término [gr. Hadēs] “receptáculo de las almas”, en vez de usar el plural del [gr. Mnēmeion] “receptáculo de los cadáveres/cuerpos”, “sepulcro”, “sepultura”, “abismo”, “profundo”, “huesa”, “fosa” y “hoyo” para traducir el concepto hebreo She’ol?

Si se hubiese querido dar a entender que She’ol es una simple “sepultura común de la humanidad”, se hubiese utilizado sin vacilar en la Septuaginta y en el N. T. términos precisos como κοινός τάφος της ανθρωπότητας (sepultura común de la humanidad) o Αντί της καθολικής πτώματα (lugar universal de cadáveres) o κοινή υποδοχή των ανθρώπινων σωμάτων (receptáculo común de cuerpos humanos) y no uno que diera a entender que la vida no termina en la tumba, sino que se llega a un Hadēs, termino griego asociado al lugar de la psychē (el alma), no del cuerpo inerte.

Sin embargo, vemos que no es así, pues cuando los 72 sabios judíos traductores de la Septuaginta o Versión de los LXX quisieron verter el concepto de la palabra She’ol se toparon con un gran problema, como explicar que dicho vocablo hebreo expresaba la vida del nefesh (o psyche, alma) más allá de una simple tumba universal de cadáveres. Así que, uno de los sabios traductores judíos le preguntó a unos sabios griegos sobre la palabra griega que ellos usaban para manifestar la vida después de la tumba, y ellos le dijeron que usaban el término Hades para explicar que el psyche iba a las partes más profundas de la tierra a cumplir su condena por rebelde. Los eruditos judíos vieron en este término (aunque con diferencias religiosas muy notorias) un equivalente conceptual, ya que no era la intención traducir palabras por palabras, sino conceptos por conceptos.

¿Cómo traduce «She’ol» la Versión de los Setenta?

De las 65 veces en que aparece, la Versión de los Setenta o Septuaginta traducen al griego por Hadēs en todas las ocasiones menos en cuatro, que vierten así: 2 por thanatos: «muerte», y las otras 2 sin equivalente, con una mera frase de relleno del texto.

Ni una sola vez traducen como SEPULCRO. Si el sentido de tumba o sepultura común de la humanidad fuese tan obvio como parecen sostener los «Testigos», ¿cómo se explica que judíos que hablaban griego en Alejandría, varios siglos antes de Cristo, no acertaran a traducir sepulcro? ¿No será simplemente porque no es éste su significado?


Aclaraciones sobre este término
  • Antes de la llegada de Jesucristo, el She'ol o Hades, era el receptáculo general de las almas tanto de justos como de injustos. Estaba dividido en 2 departamentos: seno de Abraham o Paraíso (para los justos) y Gehenna o lugar de tormento (para los injustos).
  • Después de las resurrección de Jesucristo, el seno de Abraham o 2do. Paraíso fue vaciado y sus moradores: los santos de la Antigüedad, los Patriarcas y los demás justos fueron introducidos al Cielo o 3er. Paraíso. En cambio, el Gehenna fue el único departamento que fue dejado en reserva hasta el día del Juicio, ya que el Sheol, o Hades será vaciado y destruido, y se resucitará a todos los que se hallen en él para luego ser lanzados al Lago de fuego y azufre. Esta será la segunda muerte. (Apocalipsis 20:13-14).

Sobre la palabra Gehenna y su significado:

  • La palabra Gehenna fue utilizada en la mentalidad hebrea (anterior a la venida de Cristo) como 1 de los 2 departamentos que conformaban el She'ol o Hades.
  • Pero Cristo en su ministerio amplio dicho significado y dijo que el Gehenna (tormento eterno) no se quedaba nada más en la morada de las almas rebeldes en los infiernos o profundidades de la Tierra, sino que Gehenna es además una descripción exacta y literal del Lago de fuego, el destino final de los impíos donde harban de ser atormentados en cuerpo y alma (Mateo 5:30, Marcos 9:43-47), a diferencia del departamento de los injustos en el She'ol o Hades, al que los hebreos llamaban Gehenna, donde sólo el alma era reservada hasta el día del Juicio Final, Cuando el Hades sea vaciado y destruido en el Lago de fuego, este ultimo será el Gehenna final, dicho de otro modo, el ultimo destino de los impíos donde sufrirán en tormento eterno.
¿A qué Gehenna [tormento eterno literal] se refería Cristo en Mateo 10:28, al departamento en el Hades o al Lago de fuego?

Es muy probable que Cristo se refiriera al lago de fuego y azufre, ya que habló sin vacilación de  2 elementos: cuerpo y alma:

28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el Gehenna.

(s. Mateo 10:28, Versión Reina-Valera 1960)

  • En el She'ol o Hades, el injusto es arrojado como alma sin cuerpo para sufrir tormento eterno.
  • En el Lago de fuego, el injusto es arrojado como alma con cuerpo indestructible (después de haber sido resucitado y juzgado en el Juicio Final) para sufrir tormento eterno.

¿Quiénes van al lugar de tormento en el Hades (y al Lago de fuego)?


La respuesta es: Todo aquel que rechaza que Jesucristo es el Señor y Salvador de su vida. Si no se convierte a Jesucristo y no vive como Jesucristo, cuando muere físicamente, el alma va a dar directamente al Gehenna.

Hay personas que dicen: “yo no soy ni muy religioso ni muy mundano, hago el bien cuando puedo ¿me salvaré del infierno?” o “no seré un santo pero tampoco soy un malvado, soy una persona normal ¿soy salvo?”.

Para empezar hay detalles a remarcar:
  • Buenas obras y sacrificios no salvan. Nadie es igual o superior a Jesucristo para salvarse a sí mismo, pues para salvarse a uno mismo sería necesario ser igual o superior a Él para no necesitarle como Salvador.
  • Sólo hay dos tipos de personas en el mundo: los que son de Dios y los que son del diablo, aquí no hay actitud neutral que interceda ante el Dios de la Justicia (Apocalipsis 3:15-18). Nadie puede servir a Dios Todopoderoso y a los placeres mundanos al mismo tiempo (s. Mateo 6:24). El que no está con el Señor Jesucristo completamente, en realidad está en su contra (s. Mateo 12:30). El que es neutral, es como si dijera: “Señor Jesucristo, no te quiero servir al 100%, pues debo servir al mundanismo”.

¿Realidad o simbolismo?


El Gehenna (en los infiernos de la Tierra, i. e. Hades) descrito en la Biblia es 100% real y literal tal como se lo describe...

Esta realidad es demostrada por la misma naturaleza:

  • La composición misma del núcleo de la Tierra, que dicho sea de paso, es el infierno (s. Mateo 12:40): hierro, níquel, azufre y oxígeno es descrita en la Biblia (s. Mateo 13.50; Apocalipsis 19:20).
  • El fuego del núcleo de la Tierra no cesa ni se cesará ni siquiera por un segundo: no hay 'pausa' del fuego en el infierno, por ende hay erupciones, la Tierra misma no soporta tanto calor (s. Mateo 3:12; s. Mateo 25:41; s. Marcos 9:44).
  • Mediante la lava o magma que emana de los volcanes, el infierno mismo se da a conocer de manera externa. ¡No hay más ciego que el que no quiere ver ni creer! El infierno mismo dando testimonio de sí a los incrédulos y estos aún así no creen, me hacen recordar a la palabras del profeta Abraham cuando dijo que algunos no creerían aunque un muerto les testificara (s. Lucas 16:31).

Aún así, no escatimamos en escudriñar la Palabra de Dios para evidenciar que en el infierno de la Tierra (Seol / Hades) está el Gehenna, un lugar de tormento para las almas rebeldes que mueren sin salvación.

La parábola del rico y de Lázaro ¿Realidad o una simple prosopopeya?

Algunas personas escépticas suelen cuestionarnos ¿Quién ha ido y regresado del infierno (Hadēs) para demostrar que sí existe en realidad? A lo cual siempre solemos responderles:

Hay un relato bíblico en s. Lucas 16: 19-31 (El del rico y el de Lázaro) en el que se demuestra que hay conciencia después de la muerte física.

19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 
20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 
22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 
25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 
29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. 

Sin embargo, muchos cultos religiosos y personas niegan que el relato sea real y que las descripciones sean literales, reduciéndolo a una simple fábula e incluso considerándola, una prosopopeya (figura del lenguaje, que consiste en atribuir a las cosas inanimadas o abstractas, acciones y cualidades propias de seres animados, o a los seres irracionales las del hombre) por el simple hecho de ser precedida por 5 fábulas de diferente temática: La parábola de la gran cena, parábola de la oveja perdida, parábola de la moneda perdida, parábola del hijo prodigo, parábola del mayordomo fiel… y porque el relato del rico y de Lázaro empieza exactamente igual que la fábula del mayordomo: “Había un hombre rico…”

Sin embargo hay muchos aspectos a considerar para descartar que dicha historia sea una simple fábula/parábola más o una prosopopeya:

1.- No puede ser una simple parábola más, porque cuando el Señor Jesucristo contó la historia del rico y Lázaro, no nos dice la Biblia en ningún lado que esto fuese una parábola (como en s. Mateo 13:3, s. Mateo 13:18;) o una semejanza (como en s. Mateo 13:44; s. Mateo 13:47) como tal, pues cuando el quería contar una parábola o una semejanza, la Biblia siempre lo advierte y trata en dejarlo muy claro (tal como se aprecia en s. Mateo 13:24; s. Mateo 13:31).

Ahora bien, sobre si es o no una prosopopeya, debemos consultar primeramente la definición de esta palabra. Según la RAE:

prosopopeya. (Del gr. προσωποποιΐα). 1. f. Ret. Figura que consiste en atribuir a las cosas inanimadas o abstractas, acciones y cualidades propias de seres animados, o a los seres irracionales las del hombre. 2. f. coloq. Afectación de gravedad y pompa. Gasta mucha prosopopeya. 1

a) No puede ser una prosopopeya porque en este relato no se habla de cosas animadas o abstractas, sino de seres completamente animados: seres humanos. Se relata eventos mientras están conscientes en el Hades: muertos físicamente (los cuerpos de ambos yacían inertes en la tumba), pero vivos conscientemente en alma (el rico en el Gehenna y Lázaro en el seno de Abraham).

b) Si el relato fuese una prosopopeya, se hubiese usado en el texto la palabra griega mnēmeion (tumba, sepulcro) que se utilizaba en griego antiguo para designar una tumba individual o cementerio general de la humanidad donde se deposita el cadáver. Esta palabra si hubiese estado ad hoc para ilustrar una simple fabula o una prosopopeya porque en el mnēmeion (tumba, sepulcro) solo están depositados los cuerpos materiales inertes e inanimados. No obstante, en el relato se mencionan almas animadas y seres completamente racionales y perceptibles.

c) Como dijera el teólogo e investigador cristiano Matt Slick:


Si el fuego del infierno es falso y si no tenemos conciencia después de la muerte, entonces Jesús está usando doctrinas falsas para enseñar una verdad. Las parábolas ilustran la verdad. Si ésta es una parábola, ¿qué simboliza la conciencia después de la muerte? ¿Qué simboliza además, la agonía en llamas? ¿No son éstas reales? Claro que sí son reales. 2

She'ol (Hadēs) ¿Sepultura común de la humanidad?

Aunado a lo anterior, hay personas y sectas que niegan la existencia de un infierno eterno y lo que es peor, le atribuyen a la palabra She’ol (Hadēs) o Gehenna (infierno) un significado minimizado y completamente ajeno al original. Regularmente, creen que en lugar de un tormento eterno, el castigo de los impíos será simplemente la aniquilación y/o sueño eterno de estos mismos.

La secta estadounidense de los Testigos de Jehová en su página oficial dicen sobre el supuesto significado de la palabra Seol/She'ol:

Piense también en el caso de Job, un hombre justo que sufrió mucho. Dado que deseaba salir de la difícil situación en que se hallaba, le rogó a Dios: “¿Quién me dará, que me cubras en el infierno [Seol], y me escondas, hasta que pase tu furor, y me aplaces el tiempo, en que te acuerdes de mí?” (Job 14:13, Scío de San Miguel).* Sería totalmente irrazonable pensar que Job deseaba buscar protección en un lugar abrasador. Para él, “el infierno” era simplemente la tumba, donde terminaría su sufrimiento. De modo que el infierno del que habla la Biblia es el sepulcro común de la humanidad, donde van tanto las personas buenas como las malas. 3

He aquí los motivos por los que Job deseaba ir al infierno (Seol/Hades) pero dentro del Seno de Abraham (2do. Paraíso), no en el Gehenna (lugar de tormento)...

I.- Antes de la venida del Mesías, Seol era un lugar de inconsciencia donde iban tanto buenos y malos en cuanto a los hechos terrenales. Los buenos al descender al She'ol [gr. Hadēs]  iban a dar al seno de Abraham o Paraíso y los malos al Gehenna o lugar de tormento. Según Salmos 6:4-5, los que estaban en el Sheol no alaban ni mencionan a Dios ya que eran almas destinadas (ya sea en el seno de Abraham o en el Gehenna) a esperar al Mesías.

II.- Ante ello, respondemos que Job deseó ir al Seol, eso nadie lo duda ni lo niega, pero dentro del departamento del seno de Abraham, donde se hallaban los patriarcas y los santos mencionados en el Tanakh (Antiguo Testamento). Es ilógico pensar que estando atormentado en vida, quisiera ir al Gehenna, otro departamento del Seol [gr. Hades] destinado para los injustos, Job era justo y él quería ir al seno de Abraham.

III.- Esa secta confunde el significado de She'ol [gr. Hadēs] lugar de los muertos separados de Dios en los infiernos de la tierra  con el de kever [gr. mnēmeion] “sepulcro”, “sepultura”, “abismo”, “profundo”, “huesa”, “fosa” y “hoyo”, que por cierto, al estar debajo de la tierra, se describe incluso como "infierno", según su etimología.

IV.- Job dijo: "...y me escondas, hasta que pase tu furor, y me aplaces el tiempo, en que te acuerdes de mí..." porque sabía que Dios puede sacar del Sheol a las personas que se encuentren allí. (Job 14:12-15). Lo cual sucedió cuando Cristo resucitó, ya que los justos que estaban en el Sheol (para ser exactos, en el seno de Abraham) fueron elevados al Cielo junto con el Mesías, entre estos justos se hallaban Adán y Eva y los santos Patriarcas. ¿Pero... y el Gehenna, cuando será vaciado? Durante el reinado de mil años de Jesucristo, el She'ol [gr. Hadēs], será vaciado y destruido, ya que se resucitará a todos los que se hallen en él. Esta será la segunda muerte. (Apocalipsis 20:13-14)

V.- Asimismo, los JeHoVistas Atalayados niegan que Gehenna (infierno) sea un departamento dentro del She'ol [gr. Hadēs] donde están los incrédulos esperando el Juicio, y dicen que es "un símbolo de aniquilación instantánea sin dolor", pero la Biblia dice todo lo contrario.

Los falsos Judíos Mesiánicos, Adventistas del 7° Día, los Cristadelfianos, los Estudiantes Libres de la Biblia, los Testigos de JeHoVá y otras congregaciones heréticas niegan una verdad bíblica y en sí, niegan una enseñanza básica en el cristianismo desde sus inicios, al decir que no hay infierno, están en realidad apoyando a los ateos y a los paganos de religiones falsas e idolatras, pues ellos también dicen que no hay infierno ni nada de lo que la Biblia afirma. Lo peor es cuando las sectas cambian el significado original y lo minimizan, pero aun así dicen tajantemente que no hay infierno... Irónico, estos predican y predican y predican que no hay infierno, pero al "adoctrinar" a una persona con enseñanzas heréticas, en realidad lo condenan al infierno mismo (Mateo 23:15).

Si el infierno (como lugar de tormento real) no existe… 

Para refutar tales doctrinas heréticas, he reunido material de diversos sabios y eruditos doctos en Sagradas Escrituras para dejar muy claro este asunto tan importante que puede ayudarnos no solo a entender mejor el tema, sino a librarnos del infierno mismo. Primeramente, cito a continuación, nueve argumentos que pronunció el Dr. David Diamond (rabino judío mesiánico) en una conferencia televisada allá en Ecuador 4, donde expone algunos razonamientos lógicos de que si en el hipotético caso, el infierno no existiese realmente tal como lo describe literalmente la Biblia:

i.- Si no hay infierno, Dios sería el más grande mentiroso de la Historia al haber amenazado a los rebeldes con un castigo inexistente.
ii.- Si no hay infierno, Dios no podría ser considerado un Juez Santo y Justo, pues ¿Dónde quedaría su Santidad de hacer justicia si no podría premiar al justo y castigar al rebelde?
iii.- Si el infierno no existe, la Biblia seria todo, menos la Palabra de Dios, (podría ser un cuento, una fábula, una tragicomedia, cualquier cosa…), porque en más de 2, 000 oportunidades la Biblia habla de lugares de condenación, llamándoles She’ol/Hadēs, Gehenna, Lago de fuego…
iv.- Si el infierno no existe, entonces Jesucristo sería un mentiroso al haber engañado a muchas personas al hablar de un lugar que no existe, pues habló más del infierno que del mismo Cielo.
v.- Si no existe el infierno, el Mesías sería el profeta más cruel y perverso de la Historia al advertir con un castigo irreal a los que no crean en Él, ¿Dónde quedaría aquello de: “El que crea en Mí tiene Vida Eterna y el que no crea será condenado”?
vi.- Si no hay infierno ni lago de fuego ¿para qué murió el Mesías? ¿Para salvarnos de qué? No tendría sentido… ¿De dormir eternamente? No justifica ello, ¡no hay razón!
vii.- Si no hay infierno ni lago de fuego ¿Qué sentido tiene predicar, creer, practicar la Santidad y el amor, si siendo unos malvados, adúlteros, asesinos, criminales, etc… seríamos premiados por Dios y entraríamos al Cielo como si fuera un Supermercado? … ¡Todos entran!, ¡Bienvenidos!, Así hayas sido el peor de los criminales, como Dios es amor, te dice: ¡Pase!, ¡Bienvenido!... […]
viii.- Los que no creen en el infierno, no tienen derecho a creer en el Cielo, pues ¿Cómo pueden creer en un Dios que recompensa si no creen en un Dios que castiga al rebelde?
ix.- Los que dicen que esta vida es un infierno… es porque nunca encontraron el amor de Dios en esta vida y no tienen paz en su corazón por no haber recibido al único que les puede dar paz, que el Señor Jesucristo…

Por otro lado he tomado de la página web cristiana 4jehovah.org, el siguiente argumento donde refuta una de las tantas declaraciones que expone la secta herética de los Testigos de JeHoVá (según esta secta, el Gehenna y frases como “fuego eterno” son sinónimos de aniquilación, es decir, que el alma desaparece como la flama de una vela, sin sentir dolor, sufrimiento o remordimiento alguno de sus errores, simplemente desaparece ¡y ya!)

… La Escritura es clara en que el infierno no es solamente un lugar literal de tormento, sino que también habrá grados de castigos basados en el nivel de pecado en la vida de uno. Para terminar, si les preguntamos a los Adventistas del 7° Día, los Cristadelfianos, los Estudiantes Libres de la Biblia, los Testigos de JeHoVá y otras congregaciones heréticas, si en realidad la “aniquilación” es la “destrucción” de un “fuego eterno” del cual se habla en las Escrituras, ¿por qué habla la Escritura de los grados de castigo? Uno no puede tener grados de aniquilación, ¿o sí? 5 6
San LUCAS 10:12, 14: “Les digo que en aquel día será más tolerable el castigo para Sodoma que para ese pueblo. Pero en el juicio será más tolerable el castigo para Tiro y Sidón que para ustedes.”
A los HEBREOS 10:26-27, 29-31: “Si…pecamos obstinadamente, ya no hay sacrificio por los pecados. Sólo queda una terrible expectativa de juicio, el fuego ardiente que ha de devorar a los enemigos…  Cuánto mayor castigo piensan ustedes que merece el que ha pisoteado al Hijo de Dios…y también: ‘El Señor juzgará a su pueblo’ ¡Terrible cosa es caer en las manos del Dios vivo!”

¿Qué pensaría Usted de un juez que condenara al homicida de un familiar suyo con un simple arresto domiciliario? O peor aún, que le dijera que en vez de arrestarlo para evitar que sufra torturas de otros reos, le pagaría unas vacaciones lejos muy lejos de allí y que prometa no volver más… ¿Qué pensaría de esto? 

¡Sea sincero!...

Lo mismo pasa con los que creen en la Doctrina de la Aniquilación, creen que el dejar de existir es ya un castigo suficiente por tantos crímenes cometidos. La aniquilación parece más bien una recompensa para el incrédulo en vez de un castigo, eso lo sabe cualquiera y eso lo notaría cualquier púber.

Argumentos y contraargumentos

¿Qué tipo de padre atormentaría a sus hijos con fuego por más rebelde que fuera?

Para empezar, hay que distinguir claramente quienes son realmente dignos de ser llamados hijos de Dios y quienes no. No todos somos hijos de Dios como afirman las  filosofias pseudo-cristianas, apóstatas y las sectas heréticas. La Biblia establece claramente, que toda la gente es creación de Dios (Colosenses 1:16), pero que sólo aquellos que han nacido de nuevo son hijos de Dios (Juan 1:12; Juan 11:52; Romanos 8:16; 1 Juan 3:1-10).

Diferencias entre criaturas e hijos de Dios:

  • Personas tanto buenas como  malas (que no han aceptado a Cristo) son creaturas de Dios. 
  • Personas que aceptan al Señor Jesucristo como Su Único Salvador son hijos de Dios.
Aclarado todo, responderíamos lo que todo buen cristiano haría con la pregunta formulada:

Ningún padre castigaría ni atormentaría a sus hijos con fuego, pero sí a sus enemigos (Mateo 25:41) y a cualquiera que pretendiera causarles daño porque a un hijo se le ama como a la propia vida y hasta se da la vida por ellos y se les protege y defiende hasta donde se es posible de las garras de los inicuos sin importar nada.

Porque los inicuos, al pecar contra su prójimo, peca en primera instancia contra Yahwéh-Dios (Psalmos 51:4; Lucas 15:21). Los creyentes en Cristo son Hijos de Dios (Juan 1:12). Dios defiende a sus hijitos de los inicuos (Deuteronomio 32:35).

Algunas otras personas no soportan la idea de un tormento eterno porque consideran que es una enseñanza sádica que se contrapone al Dios de amor que describe la Biblia, pues según algunos Testigos de JeHoVá:

¿Qué opinaría usted de un padre que sujetara la mano de su hijo sobre una llama de fuego para castigar al hijo por una acción mala? “Dios es amor” (1 Juan 4:8). ¿Haría él lo que ningún padre humano recto haría? ¡Por supuesto que no!

Opinaría lo mismo que Deuteronomio 21:18-21, Génesis 19:24-25 y Éxodo 9:23-30, pero…

I.- Dios jamás castigaría a sus hijos (judíos [mesiánicos] y cristianos nacidos de nuevo), sólo a sus enemigos: los incrédulos (Mateo 25:41).

II.- No todos los seres humanos son hijos de Dios. Los habitantes de este mundo se dividen espiritualmente en 2 grupos únicamente: creaturas de Dios e hijos de Dios. Las creaturas de Dios son tanto las personas justas e injustas sin distinción. Los hijos de Dios son aquellos que han aceptado a Jesucristo como su Único Salvador.

III.- Dios es amor (1 Juan 4:8), pero también es fuego consumidor (Hebreos 12:29).

Entonces… qué opinan de Jeremías 7:31: donde dice: “[Los habitantes apóstatas de Judea] han edificado los lugares altos de Tofet, que está en el valle del hijo de Hinón, a fin de quemar a sus hijos y sus hijas en el fuego, cosa que yo no había mandado y que no había subido a mi corazón.” (Si nunca subió al corazón de Dios, seguramente él no tiene ni usa nada de esa índole en gran escala.)

I.- Cierto, pero allí se refiere al hecho (entre otras cosas) de que no les había mandado a quemar a sus hijos en pos de un ídolo pagano y falso y además un verso antes dice que los habitantes apostatas de Judea pusieron sus abominaciones en la casa sobre la cual fue invocado Su Nombre.

II.- Cierto, él no usa nada de esa índole en gran escala con niños, (pues como ellos es el Reino de los Cielos) ni con persona justas y creyentes, pero sí con los incrédulos.

… Si un incrédulo que estuviese condenado al infierno, al pasar 100, 1000 o un millón de años, estaría arrepentido, fastidiado y cansado de tanta tortura y fuego insoportable, querría arrepentirse y mejor desaparecer para siempre, pero el Dios “misericordioso” no se lo permitiría… ¿Son compatibles la personalidad de Dios y el tormento eterno de los inicuos?

Sí son compatibles. Como cristianos, deberíamos saber que para conocer a Dios es necesario empezar por sus atributos, uno de ellos es su Divina Justicia… 

O ¿Usted considera perverso a un juez que sentencia a cadena perpetua a alguien que asesinó sin piedad? ¿Consideraría incompatible esa personalidad por el hecho de que el juez en su casa se comporte cariñoso con sus hijitos y sumamente estricto en los juzgados?

I.- Recordemos el caso de Sodoma y Gomorra, que fue un juicio real y sobretodo, justo. O que alguien me explique mejor... ¿Qué atributo demostró YHWH-Dios hacia Sodoma y Gomorra: misericordia o Justicia Divina? ¿Destruyó Dios a Sodoma y Gomorra con fuego real o sólo fue un castigo simbólico?

II.- Eso de que al pasar los años y los siglos de los siglos, el impío se arrepentiría, es falso, quizás lo que quiera es no cumplir su condena, librarse de su culpa y de pagar sus deudas, por egoísmo y desesperación mas no por  sincero arrepentimiento… y además en Apocalipsis 22:11, la Biblia dice que al final de los tiempos, cuando todos hayan pasado por juicio: “Que el injusto siga haciendo injusticias, que el impuro siga siendo impuro…”   Puedes ver que, a este punto, los malvados serán incapaces de cambiar de su maldad. Es por eso que Dios tiene que hacer el fuego de “castigo eterno” para siempre. Dado que esta gente no va a cambiar, Apocalipsis 14:11 dice: “Y el humo de su tormento asciende por los siglos de los siglos; y no tienen reposo, ni de día ni de noche…”

a) Es necesario recalcar que uno de los defectos del ser humano es el rencor, el hecho de estar siendo condenado en el infierno le impediría estar arrepentido pues siempre estaría blasfemando, criticando su castigo y repudiando el proceder de su Creador lo cual le limitaría absolutamente a asumir su culpa y su sincero arrepentimiento. Por ejemplo… ¿Cuál es la reacción de la mayoría de los secuestradores homicidas ante la acusación directa de los familiares cuando están en un careo ¿es de tristeza, de lástima o de sincero arrepentimiento?... y si al pasar los días, el secuestrador homicida recibe golpes y torturas de las más atroces de otros reos… que cree que pensará de quien lo acusó ¿sentirá compasión por el que fue su víctima o tendrá deseos de vengarse?

Sobre esto, Charles Haddon Spurgeon un reconocido pastor bautista, dice al respecto: 

¿No podría Dios perdonar al alma después que hubiese, estar expiado suficientemente?Dios perdonaría al alma si ella se arrepintiese; pero en el infierno no cabe arrepentimiento. Bastante tiempo concede Dios en esta vida al pecador para arrepentirse. La muerte fija al alma en el estado en que la encuentra, como dice el Evangelio en estos términos: "hacia el lado que el árbol cayere ahí quedará". 7

…No hay forma en que Dios podría atormentar a la gente para siempre por hechos que realizaron por un período limitado de tiempo aquí en la tierra…

Retomaríamos lo que la página web cristiana 4jehovah.org dice al respecto: 

... si un juez humano le otorgara a un asesino sólo cinco minutos en prisión porque su horrible acto le tomó sólo cinco minutos en llevarse a cabo, ¿pensarías que ese juez sería muy justo? 8

I. Cierto, hay asesinatos que duran sólo 5 minutos, pero las lágrimas de las víctimas duran toda una vida…
II. Cierto, hay abortos que duran sólo 30 minutos, pero el sentimiento de culpa dura toda la vida…

La perspectiva es un factor determinante del punto de vista del infierno:

Es como la madre de un asesino. Cuando se dicta el veredicto, ella ve el castigo como demasiado severo. Pero, ¿y la madre de la víctima? Pensarán que ningún castigo es demasiado severo. Nuestro problema es que no miramos el juicio de Dios desde su perspectiva sino desde la nuestra. No queremos pensar que todos los que han desobedecido a Dios merecen el infierno. (Why is Hell eternal? - Questions & Answers -http://christianity.net.au © 2018. Disponible en el sitio web: http://christianity.net.au/questions/hell-eternal)

Además, como menciona Alan Shlemon, dentro de nuestro sistema de justicia humana, a menudo consideramos la naturaleza de la víctima o la persona ofendida. 


  • Si matas a una rata, por ejemplo, no es probable que seas procesado. De hecho, es legal pagarle a la gente para matarlos. Eso es porque las ratas no son valiosas por naturaleza. 
  • Sin embargo, mata al perro chihuahua de tu vecino y puedes recibir una multa porque sus dueños valoran a las mascotas domésticas. 
  • Si le disparas a un águila calva, te enfrentarán a multas y encarcelamiento ya que están protegidos por el gobierno federal. 
  • Si asesinas a un ser humano ordinario y podría enfrentar la pena de muerte o una cuarentena de por vida en prisión. Ese es un castigo serio debido a la naturaleza de los humanos, son extremadamente valiosos.
  • Si asesinas a un jefe de Estado o alguna eminencia el castigo es mayor aún.


Si no nos oponemos a los finitos sistemas de justicia humana que alteran la severidad del castigo en función de la naturaleza de la ofensa, entonces, ¿Por qué debemos quejarnos cuando Dios implementa un sistema similar? (If Sin Is Finite, Why Is Hell Eternal? Alan Shlemon. Wed, 11/02/2016 - 11:11. Disponible en el sitio web: https://www.str.org/article/if-sin-finite-why-hell-eternal#.WxzN3tVKjIU)

¿Hipocresía nuestra y/o justificación de nuestros pecados acaso?

Y también de acuerdo al punto de vista de la página web gotquestions.org, podemos estar seguros de que:

… nuestros pecados conllevan una consecuencia eterna, porque ultimadamente son contra un Dios eterno. 9

Además, es necesario remarcar que si YHWH-Dios es Eterno y Consciente, todas las recompensas (Paraíso/Cielo/Reino de Dios) y castigos (Gehenna, Lago de fuego...) deben ser también eternos y conscientes (que puedan sentirse y experimentarse)

Asimismo, John Piper en la página desiringgod.org comenta que:

La razón por la cual el infierno es tan terrible es porque Dios es tan grande que el despreciarlo es tan malvado que merece este terrible castigo. 
En otras palabras, el horror del infierno es una señal sobre el valor infinito y el valor y la belleza y la bondad y la justicia de Dios. Si él fuera pequeño, si Dios fuera pequeño, el infierno sería tibio. Porque él es grandioso, despreciar a Dios es algo horrible.

Explaining Hell to Our Children, May 3, 2017 https://www.desiringgod.org/interviews/explaining-hell-to-our-children

Asimismo, el pastor bautista Russell Moore explica en su sitio web:


...las Escrituras son bastante claras de que el infierno es eterno. Jesús deja la carga psíquica intacta. Sí, la Escritura habla del infierno como "muerte" y "destrucción", pero los define en términos de un lugar donde "serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos" (Apocalipsis 20:10). ¿Por qué debe ser esto para siempre? Hay al menos dos razones. 
Primero, la revuelta contra Dios es más grave de lo que creemos que es. Una insurrección contra un Creador infinitamente digno es una ofensa infinitamente atroz. Sabemos algo de esto intuitivamente. Es por eso que, en nuestras sentencias de justicia humanas, sentenciamos a un hombre a un castigo por amenazar con matar a su compañero de trabajo y a otro hombre a un castigo mucho más severo por amenazar con matar al presidente de la nación. 
Segundo, y más importante, es la naturaleza del castigo mismo. El pecador en el infierno no se vuelve moralmente neutral sobre su sentencia al infierno. No podemos imaginar al maldito demostrando el arrepentimiento del evangelio y el anhelo de la presencia de Cristo. De hecho, como en la historia del hombre rico y Lázaro, [los pecadores] buscan escapar del castigo, pero no son nuevas criaturas. Ellos, en el infierno, no aman al Señor su Dios con corazón, mente, alma y fuerza.

Why Is Hell Forever? March 21, 2011. Disponible en el sitio web: https://www.russellmoore.com/2011/03/21/why-is-hell-forever/

... Un Dios que usara su poder para crear a seres humanos de los que hubiera preconocido y predestinado que habrían de ser atormentados eternamente no podría ser sabio, justo ni amoroso. Se guiaría por una norma inferior a la de muchos hombres... (Charles Taze Russell c. 1869) 10

La Justicia está determinada por el Legislador/Juez, no por los infractores de la Ley. Yahwéh-Dios es el Juez Santo. Al ser todos nosotros pecadores, al nacer por defecto, somos pecadores y merecedores del Gehenna (Romanos 3:23), sin embargo al aceptar a Jesucristo, somos salvos y libres de toda condenación, aun sin merecer la gracia de ser salvo por nuestras propias obras, ya que nadie es perfecto, solo Cristo quien pagó por nuestros pecados es digno de toda gloria y honra.

La Justicia y el castigo toman forma sobre la base de la Naturaleza de la Fuente de la Ley, es decir, la Naturaleza del Juez es la que está reflejada en el castigo.

Ej. Juez mortal= castigo temporal (días, meses, años...)
     Juez inmortal/eterno=castigo eterno

Crímenes temporales terrenales (con un alma inmortal)= consecuencias eternas (Cielo o Gehenna)

::: El cuerpo se acaba, pero el castigo no, el alma es eterna, así que da continuidad al castigo por siempre... si el castigo no es eterno y si se trata de una aniquilación momentánea, entonces, el premio tampoco es eterno, el premio debería durar lo mismo que durará el castigo.

... El castigo del fuego eterno no será el castigo eterno, eso es mentira. Por supuesto que ambas cosas se refieren a lo mismo, el castigo del fuego eterno será el castigo eterno, pues en ese fuego serán atormentados y destruidos para siempre, de la misma manera que Sodoma y Gomorra sufrieron el castigo del fuego eterno (Jud.7), es decir, fueron destruidas con fuego esas ciudades, ¿o me vas a decir que Sodoma y Gomorra no fueron destruidas, sino que siguen ardiendo actualmente? Sodoma no recibió castigo eterno, sodoma recibió un castigo del fuego eterno...

Las ciudades de Sodoma y Gomorra no siguen ardiendo actualmente porque el fuego eterno consumió todo a su paso, las rocas con las que fueron hechas las murallas de las ciudades no fueron hechas eternas sino temporales, lo mismo los cuerpos materiales de los habitantes de ambas ciudades, lo que sí fueron hechas eternas fueron las almas de los habitantes y como allí se refiere a los habitantes de Sodoma y Gomorra no a las murallas y objetos dentro de estas ciudades, Dios no iba a castigar simple y sencillamente a objetos sin vida ni animación. Sodoma y Gomorra (el pueblo, la gente, las personas en sí), y no siguen ardiendo actualmente en este mundo, porque como mencioné, sus cuerpos se deshicieron con el castigo del fuego eterno, porque la muerte física los alcanzó, sin embargo sus almas que fueron hechas eternas, aun siguen ardiendo actualmente en el lugar de tormento dentro del Hades, esperando el Gran Juicio del Trono Blanco.

Recapitulemos:

¿Tenían almas inmortales los habitantes  de Sodoma y Gomorra? Sí.

¿Tenían alma o aliento de vida eterna las murallas, piedras, hierros de Sodoma y Gomorra? No.

Fuego eterno proveniente de Dios consume por siempre todo lo que aguante una eternidad. Las murallas no aguantan eternidad pues su duración es corta. Los cuerpos humanos no aguantan eternidad pues la carne se consume. Las almas de los impíos sí aguantan eternidad, pues deben seguir ardiendo por el fuego eterno.

Es como aquel acusado que lo sentencian a cadena perpetua, obviamente, su cuerpo no va a durar miles de años, pero si alguien viviera miles de años, su sentencia sería miles de años en la celda ... Así pasa con el cuerpo humano de los de Sodoma y Gomorra, sus cuerpos fueron consumidos pero sus almas continúan sufriendo el tormento eterno.

El castigo eterno mencionado por Jesús en Mateo 25:46 no tiene que ver nada con un sufrimiento eterno. el castigo será eterno porque la destrucción será eterna, es decir, jamás volverán a vivir. Lee lo que dijo Jesús en Mateo 10:28, donde dijo que los condenados serán destruidos en cuerpo y alma en la gehenna. ¡Destruir es aniquilar, no es conservar con vida! Jesús dijo bien claro en Mateo 25:46 que solo los justos vivirán para siempre, ¡solo ellos!, los condenados irán al castigo eterno, que consistirá en ser arrojados al fuego eterno (Mt.25:41), y en ese fuego eterno serán destruidos, aniquilados, en cuerpo y alma (Mt.10:28). ¡Observa que lo eterno es el fuego, no los condenados!, ellos jamás vivirán eternamente.

Bien que pasa con los ángeles que fueron creados indestructibles e in mortales. y parece que el lago de fuego y azufre fue creado para criaturas de esta categoría indestructibles e inmortales.

... Los ángeles son inmortales, es decir, no mueren, pero Dios claro que los puede destruir. Dios tiene el poder de destruir a quien sea, ya sea terrestre, o extraterrestre...

Si solamente van a ser destruidos sin tormento, por qué Dios los resguardó en el Tártaro… por qué no los destruyó al poco tiempo o por qué no les dio cortamiento tiempo después como a Adán y Eva…

¿Cuál —dice la Biblia— es la pena por el pecado? Rom. 6:23: “El salario que el pecado paga es muerte.” Ello demuestra que los impíos no serán atormentados en el Gehenna ni en un Lago de fuego literal por siempre… pues ya con el hecho de morir y no resucitar es suficiente… ¿O no?

No, pues Romanos 6:23 se refiere a la muerte física que tanto justos (creyentes) como injustos padecen a causa de Adán y Eva.
Si ese pasaje bíblico se refiriera a las expectativas de vidas futuras o al alma, también los Testigos de Jehová (incluidos los supuestos 144, 000 Ungidos y miembros del Cuerpos Gobernante) muertos tendrían que padecer sin merecer resurrección alguna o recompensa en un “nuevo Paraíso terrenal”, pues nadie es perfecto y todos somos pecadores, lo aceptemos o no. Mientras vivimos físicamente en este mundo, todos pecamos a diario de una u otra manera.

Después de morir, ¿es posible todavía que la persona reciba castigo adicional por sus pecados?

,

  • porque el alma es inmortal (y al no tener acceso al Cielo, se queda reservado en el Gehenna hasta el día del Juicio)
  • porque la muerte física es pago del pecado heredado de Adán y Eva, por eso morimos justos e injustos.
  • porque la muerte segunda (separación eterna de Dios en el Lago de fuego) es pago del pecado imputado (por la Ley) y por los pecados personales, pero principalmente por haber rechazado a Jesucristo como Su Único Salvador.


Pero… ¿Qué opinan de Romanos 6:7: “El que ha muerto ha sido absuelto de su pecado” y de Romanos 6:23: “Porque la paga del pecado es muerte...[...]”?

Romanos 6:7 habla de la muerte del cuerpo material, todos morimos (físicamente hablando) a causa del pecado de Adán y Eva (pecado heredado). De lo contrario nadie terminaría Gehenna (que según la secta Testigos de Jehová, significa ‘aniquilación’). Absuelto significa perdonado. Ello significaría que aun los peores malhechores y maldicientes tendrían derecho de entrar en el “nuevo Paraíso terrenal” con el solo hecho de haber padecido la muerte física. Todos los humanos, desde Adán hasta Moisés, estuvieron sujetos a muerte, no por sus acciones pecaminosas contra la Ley Mosaica (la cual aún no tenían), sino por su propia y heredada naturaleza pecaminosa. Después de Moisés, los humanos estuvieron sujetos a muerte tanto por el pecado heredado de Adán, como por el pecado imputado por violar las leyes de Dios.

Romanos 6:23 se refiere a que la persona que no a aceptado a Cristo como Su Salvador, no puede ser perdonado de sus pecados y por ende es reo de Juicio. El pecado heredado (de Adán y Eva), el pecado imputado (después de conocer la Ley), y el pecado personal (que cometemos a diario) merecen un pago (un castigo) y ese castigo del pecado es la muerte (separación eterna de Dios), porque la muerte física de todos modos tenemos que padecerla tanto creyentes como no creyentes.

Si al diablo, el satanás le gusta la gente mala, ¿Por qué los castigaría en el Hades?

La respuesta a esta pregunta, en su mínima expresión, es que no le gustan las personas malas. A él no le gusta ninguna gente. En realidad odia a todas las personas, y es por eso que quiere que las personas sean malas o no crean, por lo que podrían destruir sus relaciones con Dios.

Satanás odia todo lo que Dios ama. Como Dios ama a todas las personas, Satanás odia a todas las personas. Él no quiere que la gente ame a Dios. Él quiere arrancar a las personas de Dios para que no hereden la vida eterna.

... ¿A quienes ustedes están predicando, la palabra de Dios, que dijo: Morirás, o la palabra de la Serpiente (Satanás), que dijo: No moriréis?

Predicamos la Palabra de Dios, la cual se ha mantenido desde que Cristo estuvo en la Tierra hasta nuestros días sin alterar la sana doctrina. Esta pregunta se vincula con la doctrina del inmortalidad del alma, la cual ha formado parte del Cristianismo desde sus inicios. He aquí les explicaré los conceptos para quitar todo tipo de confusión.

a) “moriréis”… Se refería a la muerte física, y no tiene nada que ver con el alma, porque al alma es eterna. El cuerpo material [heb. basar, carne; gr. sárx, carne, LXX sōma, cuerpo] de carne y sangre [heb. basar wa dam gr. sárx kai haima], cuyos componentes estaban tomados del polvo estaba destinado a ser eterno también, pero con la desobediencia se perdió ese don precioso, Dios le puso límites al cuerpo en cuanto a su existencia en este mundo terrenal pero la sentencia no incluía al alma, ya que ésta fue conservada al ser aliento proveniente de un Dios eterno, en cambio el polvo lo tomó de la tierra, algo que Él había creado (Génesis 2:7).

7 Entonces YHWH Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

(Génesis 2:7, Versión Reina-Valera 1960)

Polvo de la tierra... = cuerpo
Sopló en su nariz aliento de vida... = ¿De dónde provenía el aliento de vida que se le infundio al ser humano (polvo)?¿Provenía de un Dios eterno o de “un dios mortal”?

b) Se puede decir que Dios ha puesto eternidad en el alma del hombre; note como dice la Biblia: ¨Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin¨ (Eclesiastés 3:11). Entonces el hombre tiene un alma inmortal. Esta parte del hombre, una vez que es hecha por Dios, no muere nunca.

Si mi familiar fue muy buena persona pero su único defecto fue ser un borracho frecuente, en donde está su alma ahora ¿En el Cielo, en el infierno o duerme hasta el día de la resurrección para una 2ª. oportunidad?

I.- El cuerpo material muere, se descompone y se vuelve polvo, pero el alma no muere ni duerme, pues es inmortal, ya que el aliento de vida que se le infundió procede de una Fuente de Vidas que eterna (Génesis 2:7; Eclesiastés 3:11; s. Mateo 10:28)

II.- Solo hay 2 lugares disponibles para el alma de alguien que acaba de fallecer: o el Gehenna (infierno) o el [3er.] Paraíso (el Cielo). No hay de otra, o se va al Cielo o se va al infierno. No existe Purgatorio ni un estado de inconciencia intermedia ni una 2da. oportunidad.

III.- La única manera de llegar al Cielo es aceptando a Jesucristo como su Único Salvador. ¡No hay otra manera ni otro intercesor entre Dios y los hombres! ¡Las buenas obras no salvan, solamente la fe en Cristo!

IV.- Supongamos que dicho pariente (o cualquier otra persona borracha) jamás escuchó el Evangelio ni nada sobre la Biblia, aun así no tendría pretexto alguno, ya que Dios le juzgaría sin Ley, y el Cielo, al ser la morada perfecta de Dios, no da lugar a impurezas ni al pecado ni a hombres que mueren en pecado (1Corintios 6:10).

V.- No hay 2das. oportunidades, de lo contrario serían 2 muertes físicas las que tendría que padecer: la muerte física en este mundo y el “cortamiento” eterno en caso de que el impío resucitase con un cuerpo "transformado" en el Reinado Milenario y tener que ser aniquilado nuevamente en caso de pecar (Isaías 65:20) lo cual sería muy probable si no nació de nuevo en esta vida, debido a que en sus pecados muere y el humo de tormento subirá por los siglos de los siglos, pues cuando el árbol cae, no importa de qué lado caiga;donde cae, allí se queda (Eclesiastés 11:4), pero la Biblia dice que solo hemos de padecer la muerte física, y el alma al ser inmortal siguen su existencia ya sea en el Cielo o el infierno (Hebreos 9:27), pues Cristo padeció y murió por nosotros, sacrificándose una sola vez porque sabía que sólo había una oportunidad mientras estuviéramos con vida en la Tierra y porque Él no deseaba que nosotros fuéramos a parar a ese lugar.

(Cuando Isaías 65:20 dice que morir a los cien años será morir joven; no llegar a esa edad será una maldición. no se refiere a que habrá impíos resucitados para una 2da. oportunidad, sino que se refiere a los sobrevivientes de la Gran Tribulación que aún estén con vida y sobre los cuales, todos los creyentes hemos de gobernar con Cristo por 1, 000 años, como aún estarán con vida, todavía tendrán oportunidad de aceptar a Cristo, una vez muertos ya no hay otra oportunidad, pero ese es otro tema que tocaremos en otra ocasión)

VI.- Si yo le dijera a Usted mentiras (como el decir que no existe el infierno o que habrá otra oportunidad o que al final Dios perdonará a todos sin excepción) sólo para calmar su preocupación, la estaría condenando a Usted a vivir en el error doctrinario y lo que es peor, tergiversando la sana doctrina de Nuestro Señor Jesucristo, lo cual de seguro la llevaría al Gehenna. Esta situación, sería análoga como cuando una persona que consume drogas para huir de la realidad lo hace creyendo que su problema quedará resuelto cuando pase el efecto de los fármacos.

El Tártaro

El Tártaro [del gr. Tártaros] es el lugar dentro del She'ol o Hades, ubicado en las partes más profundas de la Tierra, caracterizado por ser un abismo o cima en tinieblas tenebrosas, donde los ángeles caídos que no mantuvieron su dignidad y abandonaron su propia morada, están encarcelados y reservados para el día del Juicio.

4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio

(2a. Pedro 2:4, Versión Reina-Valera 1960)

Si bien es cierto que en algunas versiones bíblicas se usa la palabra latina infierno como traducción del vocablo Tártaros, en vez de transliterarlo como Tártaro, es necesario remarcar que cuando se menciona a los impíos en el infierno (heb. She'ol, gr. Hades), no se refiere al mismo lugar o espacio, sino a compartimientos diferentes dentro del Hades. Es decir, 'Tártaro' como un lugar para los ángeles caídos y Gehenna como un lugar para humanos malos, ambos departamentos están en el infierno (She'ol/Hades), pero el Tártaro está en lo más profundo, es un abismo.

4 ει γαρ ο θεος αγγελων αμαρτησαντων ουκ εφεισατο αλλα σειραις ζοφου ταρταρωσας παρεδωκεν εις κρισιν τετηρημενους

(2a. Pedro 2:4, Scrivener -Textus Receptus 1894)

Un detalle a remarcar, el sustantivo Tártaros no aparece como tal en 2 Pedro 2: 4 en los mss. griegos originales, pero sí en su forma verbal tartarō (ταρταρόω, "tirar al Tártaro"), una forma abreviada del verbo griego clásico kata-tartarō ("tirar al Tártaro") + -sas, (-σας, "-los, a ellos").



____________

Fuentes referenciales

  1. RAE (2001) Diccionario de la Lengua Española. ESPASA Libros, S.L.U.Vigésima segunda edición, Madrid, España.
  2. El infierno, por Matt Slick, teólogo e investigador cristiano del Ministerio de Investigación y Apologética Cristiana; Consultado el 16 de Octubre de 2013. Disponible en el sitio web: http://www.miapic.com/el-infierno
  3. jw.org. Consultado el 16 de Octubre de 2013. Disponible en el sitio web: http://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/2002521 
  4. Conferencia televisiva ¿Existe el infierno?, por el rabino mesiánico Dr. David Diamond y el pastor Arturo Norero de la Iglesia Bautista Betania, y moderado por el presentador Alex Jácome, dentro del programa de televisión “Entre la espada y la pared”, producido por Televisión Canela y J&M Producciones, 27/Octubre/2010, Quito, Ecuador. Disponible en el link: http://www.youtube.com/watch?v=_9ec-uTqcPY
  5. http://4jehovah.org/es/castigara-dios-a-la-gente-en-el-infierno-para-siempre/ Consultado el 16 de Octubre de 2013.
  6. http://4jehovah.org/es/dialogo-5a-es-el-infierno-real-y-el-alma-humana-inmortal/ Consultado el 16 de Octubre de 2013.
  7. HADDON SPURGEON, Charles, "Arrepentimiento para vida", [en línea]. n. f. d. , [14 de febrero de 2014]. Disponible en la web: http://www.spurgeon.com.mx/sermon44.html
  8. http://4jehovah.org/es/dialogo-5a-es-el-infierno-real-y-el-alma-humana-inmortal/ Consultado el 16 de Octubre de 2013.
  9. http://www.gotquestions.org/Espanol/aniquilacionismo.html#ixzz2mIYmJe1J Consultado el 01 de Diciembre de 2013.
  10. Los Testigos de Jehová Proclamadores del Reino de Dios, Capítulo 5, página 43, Editado por los Testigos de Jehová
  11. Biblical Q&A: 'If Satan Likes Bad People, Why Would He Punish Them?' Lexie Elsey. Feb 21, 2017. https://www.theodysseyonline.com/would-satan-punish-bad-people

____________

Créditos de fotos e imágenes


  • Volcán en erupción: Gorilas en extinción. http://vidadefieras.blogspot.com/2010/01/volcan-en-erupcion-gorilas-en-extincion.html