Acerca del yoga

¿Debe un cristiano practicar yoga?


La respuesta es: ¡No!

El yoga es (según la Real Academia Española) un conjunto de disciplinas físico-mentales originales de la India, destinadas a conseguir la perfección espiritual y la unión con lo absoluto. Aunque también se denomina de esta manera a las prácticas modernas derivadas del yoga hindú y dirigidas a obtener mayor eficacia en el dominio del cuerpo y la concentración anímica. 1

La palabra yoga deriva etimológicamente del sánscrito yoga que significa 'unión, esfuerzo'.

La ideología del yoga se basa en creencias metafísicas Orientales y filosóficamente hablando, está basada en la idolatría, siendo sus prácticas (meditación, en ejercicios respiratorios y técnicas de concentración) una conexión tanto implícito como explicito y directa e indirectamente a deidades falsas (Brahman, Shiva, Visnú, Kali, etc...), oraciones ajenas a Dios (prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo.) y otras prácticas pecaminosas, entonces, está absolutamente prohibida y debe ser evitado por los cristianos. 

El yoga va más allá de ser un simple medio de ejercicio físico y el fortalecimiento y/o la mejora de la flexibilidad de los músculos, los instructores/maestros y los practicantes de esta disciplina creen que es el camino hacia el crecimiento espiritual y la iluminación. Desde sus inicios el yoga, ha tenido claramente una postura no-cristiana y digan lo que digan, nada ha cambiado en sus posturas filosóficas.

Sobre este aspecto, Benjamin Walker, autor del libro Hindu World declara en dicha obra que:


"...el yoga aún conserva en su significación un trasfondo de ocultismo y hechicería"2

Se enseña a centrarse en uno mismo en lugar de centrarse en el único Dios verdadero. Se alienta a los participantes a buscar las respuestas a las preguntas difíciles de la vida dentro de su propia conciencia en lugar de en la Palabra de Dios. Los cristianos debemos en todo momento depender de Dios Todopoderoso en lugar de "técnicas" o "disciplinas paganas" que nos alejen de Él y que pudieran interferir en nuestro buen caminar.

Recomendaciones y amonestaciones

  • Viendo al yoga desde una perspectiva cristiana se le podría definir también como una especie de curanderismo oriental 'elegante' basado en meditación, con un toque de "psicología analítica" moderna, pues tanto el yoga como la psicología (supuestamente) buscan el bienestar y la realización humana ¿Una droga emocional para el alma?
  • Hagamos prácticas que sean de gran bendición a nuestros hogares y para los que nos rodean y no aberraciones como el yoga u otras prácticas paganas e individualistas sin sentido (zumba, karate-dō, jūdō)
  • Imitemos el mensaje del Mejor Maestro de todos los tiempos: Jesucristo y dejemos de imitar las cosas detestables procedentes de naciones idólatras que son obras de demonios y de la carne caída, dizque nuevos horizontes... pero para destruir tu vida.
  • Hagamos prácticas que sean para la gloria de Dios y sin lugar a dudas, ello nos hará sentir mejor con nosotros mismos (predicar el Evangelio, visitar enfermos, motivar a alguien deprimido, enseñar a leer y/o a escribir a quien lo necesite, cantar himnos, aprender un idioma, etc...)
  • Leer la Biblia nos ayuda a salir de dificultades emocionales, recordemos lo que el sabio rey David decía en Salmos 40:1-4:
Pacientemente esperé a YHWH,
    Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.
2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;
Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.
3 Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios.
Verán esto muchos, y temerán,
Y confiarán en YHWH.
4 Bienaventurado el hombre que puso en YHWH su confianza,
Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira.

(Salmos 40:1-4, Versión Reina-Valera 1960)

Argumentaciones y contraargumentaciones


Jesús al igual que los antiguos sabios y maestros de oriente no solo conocían el yoga, sino que enseñaba a sus discípulos más cercanos esta ciencia universal cuya finalidad es alcanzar la unión con Dios.

El Señor Jesucristo jamás practicaría ni fomentaría prácticas paganas y diabólicas.

Las posturas en el Yoga. Saludando al sol. Esta postura básica es una reverencia al dios del sol, una deidad muy venerada en el hinduismo. Lo cual es confirmado por la traducción de esta combinación de mantras. La Biblia dice claramente: No te inclinarás ante ningún otro dios, pues YHWH, cuyo nombre es Celoso, es un Dios celoso. Éxodo 34:14.




____________

Fuentes referenciales

  1. RAE (2001) Diccionario de la Lengua Española. ESPASA Libros, S.L.U.Vigésima segunda edición, Madrid, España.
  2. Benjamin Walker (1968) Hindu World, An Encyclopedic Survey of Hinduism. 2 vols. London: Allen & Unwin. Pp. 609
____________

Créditos de fotos e imágenes

  • 16th century Buddhist artwork in Yoga posture. By Wmpearl - Own work, CC0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=40028144.