La gehena


La muerte espiritual o muerte segunda (pues la primera es la muerte física en la Tierra), es la separación eterna del alma del incrédulo de la Presencia de Dios. El alma del impío es arrojada al lago de fuego eterno, conocido también como la gehena, en donde pasará toda la eternidad.

La gehena o lago de fuego como espacio de lugar


Geenna, o Gehenna, el lugar en el valle de Hinnom donde, antiguamente, eran ofrecido sacrificios humanos. (2ª. Cronicas 33:6); (Jeremías 7:31) la palabra aparece en, (Mateo 5:22); (Mateo 5:29); (Mateo 5:30); (Mateo 10:28); (Mateo 18:9); (Mateo 23:15); (Mateo 23:33); (Marcos 9:43); (Marcos 9:45); (Marcos 9:47); (Lucas12:5); (Santiago 3:6).

En cada instancia excepto la última palabra viene de los labios de Jesucristo en la más solemne advertencia de las consecuencias del pecado. Él lo describe como el lugar donde "su" gusano nunca muere y de fuego que nunca puede ser apagado. La expresión es idéntica en significado con "lago de fuego". (Revelación 19:20); (Revelación 20:10); (Revelación 20:14); (Revelación 20:15). 

"la muerte segunda" (Juan 8:24); (Revelación 21:8);

Hebr. Ge-Hinnom, nombre de un valle de Jerusalén, profanado antiguamente por sacrificios de niños, Lev. 18:21, designó más tarde el lugar maldito, reservado para el castigo de los malos, nuestro «infierno».

  • γεεννα του πυρος (geenna tou pyros), en idioma griego
  • gehenna ignis, en latín
  • gehena de fuego (infierno de fuego o quemadero del fuego, fuego del infierno).

Sheol (LXX y NT gr. Hades, Vulg. lat. Infernus)
Los infiernos (conocido en hebreo como sheol, es la morada de las almas de los muertos que estaba dividido en lugar de tormento y seno de Abraham)
Gehinnom (LXX y NT gr. Gehenna, Vulg. lat. gehenna)
El Infierno, lugar eterno de tormento destinado a los condenados

Pero hay una clave que sí tenemos. Este pasaje nos habla de la gehena del fuego. Gehena era el valle de Hinom, un valle bajo la montaña de Jerusalén. Era un lugar maldito para siempre, porque había sido el lugar en que, en los días del reino, los judíos renegados habían sacrificado a sus hijos en el fuego al dios pagano Moloc. El rey Josías lo había convertido en un lugar maldito. En días posteriores llegó a ser el vertedero de Jerusalén, una especie de incinerador general. Siempre había basuras ardiendo allí, y un velo de humo y un fuego continuo lo rodeaba.

¿Quiénes son candidatos para ir a la gehena (padecer la muerte segunda)?


Así pues, ¿qué era esta gehena, este valle de Hinom? Era el lugar donde se tiraba y se destruía todo lo que era inútil. Es decir: el castigo de Dios es para los que son inútiles, para los que no contribuyen nada a la vida, para los que retienen la vida en lugar dejarla avanzar, los que arrastran la vida en lugar de elevarla, para los que son un tropiezo y no una inspiración para los demás. Una y otra vez el Nuevo Testamento enseña que la inutilidad invita al desastre. La persona que es inútil, la que es una mala influencia en las demás, la que no puede justificar el simple hecho de su existencia, corre peligro de recibir el castigo de Dios, a menos que ampute de su vida las cosas que le hacen ser el tropiezo que es. 

No dice Todo árbol que dé mal fruto, sino que dice Todo árbol que no dé buen fruto. Es decir, que el hecho de no dar mal fruto con pecados extremadamente graves no es sinónimo de recompensa (neutral-tibio). Hay que dar buen fruto necesariamente. Los estándares los pone Dios, no el hombre. No podemos medir nuestro grado de santidad y justicia basándonos en modelos de otro ser humano como decir: “merezco la Vida Eterna porque no fui un asesino” o “merezco el Paraíso porque siempre fui buena persona ayudando a los necesitados” ¿Quién garantiza que esos frutos (obras) fueron realmente buenos (es decir, motivos sinceros basados en la Voluntad de Dios y no en un deseo humanista de autoexaltación y sed de reconocimiento terrenal temporal)?

  • Extremadamente impío (mal fruto-perjudica en gran manera) – 
  • Inútil (neutral-tibio-cobarde-simplemente no da buen fruto; i. e., no ayuda en la Obra de Dios, solo es un simple fruto que busca la necesidad terrenal personal, familiar, social humanista)- 
  • Justo (buen fruto-ayuda en mucho)
¿Por qué el lago de fuego y azufre (gehena) es eterno? ¿Es justo acaso que una persona que pecó durante 120 años de vida sufra atormentado en fuego que nunca se apagará sin descanso alguno? ¿Por qué no permite Dios que sufra el pecador un tiempo en la gehena y que después se extinga? Lo último suena más justo ¿O no?

Vamos a analizar punto por punto:

I. Cierto, hay asesinatos que duran sólo 5 minutos, pero las lágrimas de las víctimas duran toda una vida…
II. Cierto, hay abortos que duran sólo 30 minutos, pero el sentimiento de culpa dura toda la vida…

Además, es necesario remarcar que si YHWH-Dios es Eterno y Consciente, todas las recompensas (Paraíso/Cielo/Reino de Dios) y castigos (Gehenna, Lago de fuego...) deben ser también eternos y conscientes (que puedan sentirse y experimentarse)

Asimismo, John Piper en la página desiringgod.org comenta que:

La razón por la cual el infierno es tan terrible es porque Dios es tan grande que el despreciarlo es tan malvado que merece este terrible castigo. 
En otras palabras, el horror del infierno es una señal sobre el valor infinito y el valor y la belleza y la bondad y la justicia de Dios. Si él fuera pequeño, si Dios fuera pequeño, el infierno sería tibio. Porque él es grandioso, despreciar a Dios es algo horrible.

Explaining Hell to Our Children, May 3, 2017 https://www.desiringgod.org/interviews/explaining-hell-to-our-children



Créditos de fotos e imágenes
________________________



  • fire-lake-web. Disponible en el sitio web: http://www.pawcreek.org/cries-from-the-lake-of-fire/fire-lake-web/
  • en:Ge-Hinnom, c. 1900. By The original uploader was Briangotts at English Wikipedia. - From the 1901-1906 en:Jewish Encyclopedia. Transferred from en.wikipedia to Commons by Storkk using CommonsHelper., Public Domain, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=4452832