El espíritu

El espíritu [heb. neshama, gr. pneuma, lat. spirĭtus] indica una dimensión que trasciende la materialidad, y es el elemento que le da al hombre la habilidad para tener una relación íntima con Dios.

El espíritu es la fuerza que motiva a la persona a buscar la Verdad y la que mueve a la persona a hacer el bien. Es ésta cualidad diferencial entre el ser humano y el resto de los seres de la Tierra, lo que nos hace especiales en el Universo. Nosotros como personas tenemos la capacidad intelectual y moral [heb. neshama, gr. pneuma, lat. spirĭtus] en nosotros, y ello nos permite ser capaz de experimentar una comunión íntima con Dios Todopoderoso día a día.

¿Tienen espíritu los animales?

  • Los animales tienen solamente cuerpo material y un instinto
  • Carecen de alma [heb. nefesh] inmortal, son en sí mismos nefesh hayah, seres vivientes [temporales] limitados en esta Tierra (Génesis 1:21). En el caso de los animales, la palabra hebrea nefesh utilizada en este caso significa “vida”, "principio de la vida", o como adjetivo calificativo se traduciría como "viviente", "vivo", por lo tanto, no tienen un "alma" que tenga que ir a un Paraíso o a un Hades por sus actos. ¿Cómo se llega a esta deducción? Fácil, el hombre fue creado a imagen de Dios: un ser con voluntad, intelecto y con emociones (Génesis 1:27) y los animales no.
  • Carecen de espíritu o neshamá: No mantienen comunión con Dios, como lo hace una persona temerosa de su Creador.